Micropigmentación de labios, un procedimiento indoloro

La boca es una de las partes principales del rostro y una de las que más llaman la atención. Por ello, técnicas como la micropigmentación de labios cada vez se piden con más fuerza en los centros de estética.

Tener unos labios firmes, con color y bien delineados es el objetivo de muchos, ya que esta es una de las zonas más atractivas de la cara y con la que se puede conseguir cambiar la forma del rostro.

Si estás pensando en hacerte este tipo de micropigmentación, esta guía te será muy útil para conocerla a fondo y saber, entre otros, los cuidados a llevar a cabo tras el proceso.

¿Qué es la micropigmentación de labios?

La micropigmentación de labios es una técnica que trata de implantar un tipo de pigmento específico, siempre a nivel epidérmico en la zona de los labios para cambiar el color o el delineado de los mismos.

Se trata de un procedimiento inocuo, así como indoloro, con capacidad suficiente para disimular cualquier pequeño defecto que se tenga en esa zona.

Además, otro de sus objetivos es conseguir afinar y dibujar los rasgos, volviéndolos más atractivos y estéticos en tan solo minutos.

Relacionados:

¿Cómo se realiza la micropigmentación de labios?

Para llevar a cabo una correcta micropigmentación labial, lo primero que debes tener en cuenta es que debe realizarla un profesional.

Este seguirá una serie de pasos imprescindibles para que el resultado sea tal y como te lo habías imaginado.

Elementos imprescindibles para la micropigmentación

El primer paso trata de contactar a un centro de belleza o estética profesional donde usarán elementos como la máquina de micropigmentar, así como el dermógrafo, de cara a obtener el mejor resultado sobre los labios.

Trazar el contorno de labios

Antes de empezar con el proceso de micropigmentación, el profesional realizará una entrevista y análisis de tu rostro con el objetivo de conseguir el dibujo que mejor se adapte a tu forma y facciones.

Después, trazará el contorno de tus labios suavemente, marcando y delimitando la zona de trabajo. Tras este dibujo previo, se comienza a micropigmentar por encima de la línea de referencia.

El pigmento definitivo

Cuando esa línea primera esté bien trazada, el siguiente paso será limpiar la zona y pasar al pigmento definitivo, que será el que tengas en tus labios de forma permanente.

Este proceso se realiza a través de movimientos cortos, de ida y vuelta, cuyo objetivo es obtener un relleno de labios natural. Primero se comienza por el labio superior para después pasar al inferior.

Dos capas para un mejor resultado

En un centro profesional, lo que primero realizarán será una pasada a modo de difuminado. Más tarde, procederán a aplicar una segunda capa, considerada como la definitiva.

Qué tener en cuenta antes de la micropigmentación

Después de someterse a una micropigmentación de labios, la zona quedará hinchada y podrán aparecer signos de enrojecimiento o incluso moretones.

Sin embargo, este problema no debe preocuparte, ya que terminará desapareciendo en unos cinco días tras la aplicación de la técnica.

Además, debes tener en cuenta que, tras el proceso, el color de los labios quedará muy fuerte. Sin embargo, este desaparecerá incluso un 40% una vez que se complete la curación.

Para quién está indicada

La micropigmentación de labios es un proceso que precisa ser revisado por un profesional. Está indicada tanto para hombres que deseen tener un tono natural en la zona, así como para mujeres que pretendan mejorar el aspecto, forma y color de los labios.

Estos son algunos de los objetivos que pretende conseguir esta técnica:

  • Corregir un color indeseado en las mucosas.
  • Corregir cualquier tipo de pequeña asimetría en la zona.
  • Conseguir labios perfectos a cualquier hora del día.
  • Aumentar el volumen de los mismos a través del efecto óptico.
  • Cambiar el color natural de la mucosa o crear un mayor perfilado.
  • Obtener un aspecto más sofisticado.

Tipos de micropigmentación de labios

Existen diferentes tipos de micropigmentación de labios. Conocerlos será clave a la hora de elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Full Color

Esta técnica está indicada para aquellas personas que deseen obtener un tono fuerte en los labios sin necesidad de aplicar maquillaje sobre los mismos. Consiste en pigmentar la zona lo máximo posible.

Natural

La micropigmentación de labios natural, como su propio nombre indica, está pensada para aquellas personas que deseen un aspecto con menos dureza, siendo menor la aplicación del pigmento.

Neutralización de labios

Esta técnica se aplica cuando los labios tienen un tono natural que tira hacia el marrón o el violeta. El objetivo es aclarar este subtono y se suele emplear para ello un pigmento anaranjado.

Cuidados a tener en cuenta después de la micropigmentación de labios

Al igual que sucede con otro tipo de procedimientos, la micropigmentación de labios precisa de unos cuidados posteriores de cara a conseguir un resultado más efectivo y una mayor duración.

Apuesta por la hidratación

La hidratación en la zona debe ser constante. De dos a cinco veces cada día, hay que aplicar una crema cicatrizante a través de pequeños toques y con un bastoncillo.

Adiós a la humedad

Al menos durante una hora después de llevar a cabo la técnica, es preciso evitar humedecer la zona para que se asiente el pigmento.

Evita el sol

El sol es una de las cosas a evitar. Además, es preciso aplicar en la zona protección solar durante unas seis u ocho semanas. Usa gafas y sombrero para que te sea más fácil.

Lugares que es mejor evitar

La sauna, la playa o la piscina son zonas donde la humedad es demasiado alta. Se recomienda no acceder a ninguno de estos lugares al menos durante los 15 días posteriores al procedimiento.

No hagas deporte

También se recomienda evitar el deporte lo máximo posible. Así, no se procederá a una pérdida de color debido a la sudoración excesiva.

No frotes la zona

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que es preciso no rascar ni fritar de forma brusca la zona. Además, tampoco debes abrir la boca en exceso, comiendo alimentos como la fruta, bocadillos, etc., durante los primeros días.

Alimentos a evitar

Tras la micropigmentación de labios, es preciso evitar alimentos como los salados o ácidos, el alcohol y la vitamina C. Consumirlos durante el proceso de curación, podría terminar por hacer desaparecer la coloración.

Ventajas de la micropigmentación de labios

Son muchas las ventajas que tiene acceder a la micropigmentación de labios. Conocerlas también es clave para decidirte.

Luce siempre labios perfectos

Maquillarse es una de las cosas a las que muchas personas les termina dando pereza. Gracias a la micropigmentación de labios, se pueden conseguir resultados increíbles en muy poco tiempo. Además, estos resultados se verán enseguida, por lo que será muy sencillo acostumbrarte a tu nuevo look.

Gran alternativa a otras intervenciones

La micropigmentación de labios se presenta como una buena alternativa ante otras intervenciones de carácter invasivo. Esta técnica, además de poco invasiva, es indolora, por lo que será mucho más sencilla de llevar a cabo que otras más complicadas y con procesos de recuperación mucho más largos.

Adiós a los defectos

Gracias a la micropigmentación labial, conseguirás corregir cualquier tipo de pequeño defecto o asimetría en la zona. Además, también es perfecta para rediseñar el contorno y colorear la parte de la mucosa, aportando a los labios un aspecto atractivo y jugoso en tan solo minutos. Olvidarse del pintalabios y mantenerse siempre perfecta también es una gran ventaja.

Cuánto dura la micropigmentación de labios

La micropigmentación de labios es una técnica cuya duración se sitúa entre los dos y los cinco años.

Una de las cosas por las que puede variar el tiempo de duración es por el tipo de piel de cada persona, ya que esta puede desechar antes el pigmento de la zona de los labios.

A pesar de ser una técnica de larga duración, no debe confundirse con otras como el tatuaje labial, que termina siendo un proceso más doloroso y poco recomendable a largo plazo.

¿Cuánto cuesta la micropigmentación de labios?

Al igual que sucede con otro tipo de técnicas de este estilo, el precio de la micropigmentación de labios variará de acuerdo al establecimiento o incluso al tipo de proceso que hayas elegido para darle una nueva vida a tus labios.

Para que te hagas una idea, la media se sitúa entre los 350 y los 600 euros, siempre en manos de profesionales, a los que quizá haya que añadir un mantenimiento posterior que se sitúa entre los 300 y los 400 euros.

Sin embargo, se trata de un proceso rentable que puede llegar a durar incluso cinco años, por lo que es perfecto pensando en el largo plazo.

¿Duele la micropigmentación de labios?

Una de las mejores cosas que tiene este tipo de micropigmentación es que no se trata de una técnica dolorosa. El profesional aplicará anestesia local para que no sientas nada en la zona, lo que ayudará durante el proceso.

Además, ponerse en manos profesionales será vital ya que la habilidad que tenga, así como la maquinaria específica con la que cuenten, podrán marcar la diferencia.

Deja un comentario